Infiltración rodillaLas infiltraciones intra-articulares de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) constituyen un tratamiento de la artrosis, siendo  más eficaz a medida que se inicia tempranamente.


El PRP tiene propiedades cicatrizantes por sus factores de crecimiento: las plaquetas (responsables de la formación de coágulos en el momento de la coagulación sanguínea) liberan, al contacto de la lesión del cartilago de la rodilla, o las lesiones ligamentosas y tendinosas, una docena de las poderosas proteínas contenidas en los gránulos alfa de las plaquetas, liberadas en el momento de la activacion plaquetaria, y responsables de la cicatrización de los tejidos orgánicos. 
El PRP puede acelerar el proceso de cicatrización de la artrosis de la rodilla, las lesiones del cartílago y méniscos, del ligamento o de los tendones. 

Antes de la sesión, es importante señalarle al médico presencia de fiebre, algún dato de infección,  lesión cutánea (herida en particular), ingesta de medicamentos, en particular de aspirina, anticoagulante, antiagrégant plaquetario, alergia al yodo. Es importante reportar enfermedades de la sangre, hemorragias frecuentes o prolongadas, el embarazo.


Se recomiendan de una a tres inyecciones, con una semana de intervalo. La inyección puede ser dolorosa y parece que la anestesia local perjudica la eficacia del tratamiento, es por eso que se recomienda solamente tratamiento anti-álgico simple (que hay que ingerir 1 hora antes de venir).

Desarrollo de la sesión:  se efectua una toma de sangre venosa, en condiciones rigurosas de asepsia, con un material de uso único. La sangre será centrifugada y el plasma que sobrenadará, rico en plaquetas, será inyectado en el sitio a tratar. Después de la inyección, se indica una compresión durante algunos segundos, y colocación de una banda protectora esteril que será mantenida durante las 24 horas.

Este procedimiento se lleva a cabo en aproximadamente 30 minutos.

Después de la sesión: el descanso es esencial, estricto durante las primeras 48 horas, durante el cual usted aplicará  hielo regularmente (20 a 30 minutos 4 veces al día, con la ayuda de un bolsillo hermético) y tomará analgésico simple en caso de ser necesario. La actividad física debe ser moderada entre cada sesión. El efecto se manifestará sólo después de algunos días o algunas semanas. La recuperación de la actividad física sera progresiva.

La unica complicación aunque muy rara, a pesar de tomar todas las precauciones necesarias, es la infección. Según estudios recientes, en las condiciones de realización en gabinete, su incidencia es de 1 / 70 000 infiltraciones. Se manifiestan en las primeras 48 a las 72 horas. En caso de fiebre o en caso de dolor importante en los días siguientes a la infiltración (signos posibles de infección), es importante ponerse en contacto inmediatamente con su médico.

 

El costo de una sesión es 2000 MXN por una rodilla, 2700 MXN por ambas rodillas.