La radiofrecuencia, para una cara más joven:


RadiofrecuenciaEsta técnica es utilizada para luchar contra el relajamiento cutáneo de la cara, particularmente al nivel del óvalo, y se aplica indiferentemente a los hombres y a las mujeres, a todos tipos de piel, incluido negras y mestizadas.

Se le propone la radiofrecuencia a los pacientes cuya piel se afloja, cuyos tejidos perdieron de su tonicidad. Con la edad o en respuesta a un régimen, las mujeres pueden conocer un relajamiento cutáneo al nivel del óvalo de su cara, mejillas, contornos de la boca o de los ojos.


La técnica utiliza las ondas electromagnéticas, que producen el calor para tratar el relajamiento cutáneo de la cara. 


El calor producido induce una retracción ("skin tightening") y una producción de colágeno que mejora la firmeza y la tensión cutánea.

La radiofrecuencia puede ser utilizada sobre la cara (papadas, óvalo, cuello) y el cuerpo, contra el relajamiento de los tejidos (vientre, gluteos, muslos, brazos, cara anterior de los pechos) y contra las celulitis localizadas con mejoramiento del efecto piel de naranja.

Con sus cabezas de tallas diferentes y manejables, los nuevos aparatos pueden dirigirse al óvalo, el cuello, las zonas alrededor de la boca o los ojos. Utilizo un aparato de la tercera generación que dispone de varios pares de electrodos para una acción profunda, controlada, no dolorosa y sin riesgo de quemaduras para la piel (la temperatura de la zona tratada alcanza 40°C  en la superficia de la piel, 50 a 60°C en profundidad). 

Podemos asociarlo a la luz de un laser o a la luz de una lámpara flash, en el marco de foto rejuvenecimiento de la cara, el cuello, el escote, la espalda de las manos con mejoramiento muy neto de la textura de la piel y la uniformización de la tez. 


radiofrecuenciaEl método: según la zona tratada aplicamos un cabezal sobre la piel previamente untada con gel conductor.


El tratamiento es indoloro, genera justo una ligera sensación de calor. Ésta es directamente conducida al nivel de la dermis, sin riesgo de quemadura para la epidermis porque ell aplicador es enfriado para insensibilizar la superficia de la piel a su contacto.
La sesión dura cerca de 15 minutos. Las sesiones son espaciadas de 1 a 2 semanas. 
Hace falta de 6 a 8 sesiones según el estado inicial para la cara (óvalo y cuello), el vientre, los brazos.

Los resultados son circunspecto en dos fases distintas:

1. La fase contráctil: justo después de la primera sesión, comprobamos inmediatamente una tensión de la piel y un fortalecimiento de los contornos de la cara debidos a la contracción de las fibras de colágeno. Esta fase dura algunos días.

2. La fase retráctil con formación de nuevo colágeno.

A medida de las sesiones, el efecto se refuerza y el resultado final es obtenido después de un período de 2 o 6 meses, plazo necesario para que se forme el nuevo colágeno.
Mantenemos el resultado con una sesión cada mes.


Los efectos secundarios:

Después de la sesión, la piel puede presentar un enrojecimiento ligero y el paciente puede sentir su piel "calentar". A parte de estos efectos que no tardan mucho tiempo, la cara no presenta marca. El maquillaje después de la sesión no plantea ningún problema, y el paciente puede dedicarse a sus actividades inmediatamente después de su cita.

Las contraindicaciones:

Si usted tiene un marcapasos, implantes metálicos o si eres embarazada, usted no puede tener acceso a la radiofrecuencia. Lo mismo, no te presente para una sesión si su piel es irritada, que presenta una caparrosa importante o dermatosis.
En cambio, si su piel es bronceada, esto no le impide seguir un tratamiento de radiofrecuencia.

El precio de una sesión es de 800 MXN.