La prevención es la mejor medicina. Una dieta saludable y un estilo de vida con reglas simples permiten vivir mejor. No es casualidad cuando alguien llega a los 100 años en buen estado de salud.

Un gran número de factores puede o sea provocar patologías, o sea disminuir nuestra calidad de vida.

Aquí encuentraron una pequeña lista no exhaustiva:

 Los refrescos demasiado azucarados, los dulces, las grasas saturadas y las grasas trans, son las principales causas de exceso ponderal y de enfermedades cardiovasculares.

pain au chocolat

 La calidad del agua que bebemos y alimentos que compramos es muy variable. Pueden ser fuente de toxinas diversas.

 El tabaco y el sol son los grandes enemigos de nuestra piel, que nos protege de agresores exteriores.

 La utilización intensiva del ordenador puede generar disturbios visuales. La ausencia de protección solar eficaz puede provocar a la temible Degeneración Macular Relacionada a la Edad, que puede hacer ciega.

 La contaminación exterior y bien conocida, pero sobre todo la contaminación interior (pinturas, mobiliario, desodorantes).

 Los walkmanes, cuyo volumen no es adaptado pueden inducir una baja prematura de la audición, la fuente de rotura social.

 La exposición al frío y al viento desabrigado, así como la utilización de cosméticos no adaptados a su piel pueden favorecer la sequedad de la piel y así la aparición de arrugas.

 Un lecho mal adaptado provocará dolores de la columna y favorecerá estrés, cansancia, nerviosismo y mala eliminación de sus toxinas.

sofa El estado sedentario favorece las enfermedades cardiovasculares. Pero la actividad física en exceso o mal adaptada también aumenta el estrés oxydatif. La actividad física debe ser regular y suave preferentemente.

 

 Si las alergias alimentarias son bien conocidas, las intolerancias alimentarias lo son mucho menos y pueden ser fuente de colopatias, de cansancio crónico. Una prueba sanguínea permite descubrirlos el rastro.

 

Se puede retrasar el envejecimiento por reglas simples:

Por ejemplo:

1. Elegir la comida la menos procesada.

Limitar el consumo de alimentos  y bebidas refinados: refrescos, cereales procesados​​, grasas trans, caramelos, galletas, dulces y sabritas de todo tipo, los platos preparados.

Comprar verduras organicas, locales y de temporada, evitar la cocción con >altas temperaturas (especialmente la barbacoa y el frito); elegir col, berros, espinacas y hortalizas de hoja, rábanos.

Elija carnes y pescados de alta calidad, salvaje, si es posible, o al menos con  condiciones de vida normales (gallinas libres, ganado de pastoreo, pescado salvaje).

 

2. Optimizar el consumo de antioxidantes y ácidos grasos omega-3 

Reducir el consumo de aceites ricos en ácidos grasos omega-6 (maíz, girasol) y elegir aceite  de oliva y decanola, organicas y prensada en frío. Para maximizar la ingesta de ácidos grasos omega-3, acostumbrese a comer pescados grasos  pequeños (anchoas, sardinas, son los mejores para la salud, gracias a su alto contenido de EPA y DHA, omega tipos -3).

 

3. Consumir alimentos ricos en antioxidantes:

Un cuadrado de chocolate negro (70% cacao), uno o dos vasos de vino tinto al día, 3 tazas de té verde  por día (sin azúcar), frutas y verduras.

 

4. Asegúrese también a la calidad de su digestión:  masticar lentamente los alimentos es saludable por el tracto digestivo y también comer prebióticos y probióticos (alimentos fermentados).

 

5. Optimice sus niveles de vitamina D por la exposición regular al sol y tomar un suplemento dietético (1500 UI por día), de octubre a abril. También asegúrese de mantener la ingesta adecuada de magnesio, potasio, vitaminas y oligo-elementos.

 

6. Actividad física regular:

Un estudio importante y reciente ( siguieron 42.000 atletas de alto rendimiento) llega a la conclusión de que los atletas mueren menos por enfermedades del corazón y cáncer que la población general. Disminución de un 40% de cáncer en comparación con la población general y un 27 % para enfermedades cardíacas.

 

7. Evitar el contacto con agentes carcinógenos:

Ya sea en el medio ambiente (pulverización de herbicidos y pesticidos, la contaminación del aire), en alimentos y ropa, en sus interiores (barnices, detergentes, fragancias químicas, pinturas ... ), evitar el contacto con productos químicos y prefieren alternativas no tóxicas.

 

8. Reducir su nivel de estrés:

El estrés físico y mental también es perjudicial para todas sus células. Aprender a respirar profundamente, y adoptar una buena postura, a vivir en paz y con actividad física regular al aire libre y al sol (caminar, bañarse en el mar si puede). Cultivar un jardín o flores en su balcón, cuidar su mascota si tiene una.

 

 9. Cuide su moral:

Tomar decisiones de estilo de vida,  de familia, de educación,  profesionales que le traen un verdadero equilibrio a largo plazo. Las actividades sociales, artísticas, espirituales permiten su desarrollo personal. Cuidar sus relaciones con los miembros de la familia, sus amigos, sus vecinos; la calidad de la red social es uno de los principales factores de la longevidad y de supervivencia en el cáncer.  

 

10. Aprenda la manera de curarse:

Si los medicamentos siguen siendo pertinentes e indispensables, prevenir a través de la medicina natural, conl sentido común, respetuosa con el cuerpo, es mejor.

 

Una consulta anti- envejecimiento permite checar su balance personal.

 

 

 

 

 VIDEO:  Gracias a los rayos ultravioleta, T. LEVERITT revela las manchas y las arrugas que el sol provoca...

How the sun sees you