Es probablemente el elemento mas importante en la lucha contra el envejecimiento.Alimentos sanos

En nuestras sociedades occidentales, las deficiencias en macronutrientes (lipidos, glucidos, proteínas) son raras, por el contrario, la malnutrición en micronutrientes (vitaminas, oligo-elementos) es muy frecuente.

Una alimentación equilibrada y variada cubrirá las necesidades en minerales, vitaminas, fibras, oligo-elementos, ácidos grasos esenciales, indispensables para la actividad de nuestras enzimas, permitiendo así luchar contra el estrés oxidativo y estimular el systema de defensa de nuestro cuerpo.

Se deben aplicar algunos principios de base con respecto a los tres nutrientes (glucidos, lípidos, proteínas):
 Control de grasas saturadas de origen animal (carne, embutidos, quesos) que vuelven rigidas nuestras arterias (ocasionando hipertensión, aterosclerosis, accidentes vasculares), y favorecent la inflamación (responsable de procesos degenerativos cómo el cancer, la artrosis...).
 Privilegiar las grasas poli-insaturadas vegetales (aceite de colza, nuez, oliva) y de origen marino (salmon, hareng, sardina) ricas en omega 3.
 Conservar el equilibrio entre omega 6 y omega 3, ya que los omega 3 tienen multiples acciones sobre el sueño, la inmunidad, la prevención de la inflamación, de las enfermedades cardio-vasculares y la degeneración cerebral…
 Controlar la cantidad de azucar de nuestra alimentación. Se debe tener cuidado ya que los azucares estan presentes en una gran cantidad de productos de consumo común. Por otra parte, la industria alimenticia utilisa los azucares refinados desprovistos de vitaminas y minerales responsables de desmineralización, desvitalización e inflamación.
 Privilegiar las proteínas vegetales (leguminosas, ceréales no refinados) pobres en grasas saturadas y ricas en vitaminas y fibras.

Alimentación de calidad

Una alimentación equilibrada y de calidad es un factor esencial de la buena salud.
Hoy en día la alimentación es abundante pero jamás fue tan pobre en calidad.
En efecto los métodos de cultivos (utilisando fertilizantes químicos, pesticidas, insecticidas, aguas contaminadas…), los métodos de extracción (refineria), los métodos de conservación (irradiación, desecación, ionisación, almacenamiento…), los métodos de producción ganadera (animales encerados y nutridos con hormonas, anabolizantes, antibióticos…), los métodos de cocción (frituras, micro-ondas…) son responsables de un empobrecimiento en micronutrimentes de los alimentos, (vitaminas, minerales, oligo-elementos, acidos grasos esenciales).
Los alimentos tan obtenidos perdieron su interés nutricional, aportan sólo calorías vacías, que serán almacenadas, contribuyendo así al exceso ponderal y a las enfermedades cardiovasculares.

Nutrición preventiva

Estudios numerosos mostraron el impacto de los micronutrimientos (vitaminas, minerales, oligo-elementos, aminoácidos) sobre la salud, y su interés, a dosis nutricional, en la lucha contra los radicales libres, factores de envejecimiento.

Existen unos modelos de alimentación preventiva: 
 los alimentos de la cuenca mediterránea, ricos en cereales, frutas, verduras, pescados y aceite de oliva. 
 Los alimentos asiáticos, ricos en arroz, soja, frutas y verduras. 
 Todos los alimentos compuestos de productos vegetales naturales, con un aporte moderado de productos transformados y de productos animales.

 

► Saber mas: La medicina nutricional y funcional

► Saber mas: La medicina mitocondrial

► Saber mas: El intestino: actor clave de nuestra salud 

► Consejo: Pescado: cómo evitar el mercurio y beneficiarse de los omega-3