Ya que la medicina antiedad es una medicina preventiva, es recomendable adoptar lo antes posible una buena higiene de vida. Desde la edad más joven, pero particularmente a partir de 40 años, la medicina antiedad permite evaluar los factores de riesgo de envejecimiento prematuro y actuar con el fin de preservar su capital de salud.

 
ANTES DEL EMBARAZO
embarazo

El embarazo es un momento de la vida donde nuestras necesidades en minerales y oligoelementos se modifican. Con el fin de tener los aportes óptimos necesarios para el desarrollo futuro de su niño (físico e intelectual), eso debe ser consultado con su médico.


DESDE LOS PRIMEROS AÑOS DE VIDA
bebe

 Combatir los riesgos de obesidad. 
 Evitar la exposición solar, hidratar la piel (esto es importante para los años siguientes). 
 Practicar actividad física


EN LA ADOLESCENCIA
adolecentes

 Tener una alimentación equilibrada y adaptada a un organismo en crecimiento. 
 Velar por el exceso ponderal que agrava los riesgos de obesidad.
 Evitar el tabaco, el alcohol, el abuso de sol.
 Hacer deporte. 
 Hidratar su piel, evitar la limpieza agresiva para guardar la película de sebo que protege de agresiones exteriores, protegerse del sol.


A LOS TREINTA
mujer joven

Las secreciones hormonales comienzan a debilitarse. Las consecuencias se hacen sentir sobre el peso, el humor, la calidad de la piel.

 Tener una alimentación equilibrada y variada y de calidad, teniendo un cuidado particular en el consumo de ácidos grasos esenciales y antioxidantes. 
 Conocer su tasa de Dehidroepiandrosterona, en este momento en su máximo, que servirá como punto de referencia para los años siguientes. 
 Hidratar bien su piel y utilizar cremas antiedad sobre prescripción médica. 
 Estimular la regeneración celular por exfoliaciones con ácidos de frutas (aplicados por un médico experto). 
 Practicar actividad deportiva regularmente.
 Luchar contra el estado sedentario, impuesto por nuestro estilo de vida actual, practicando una caminata diaria, y subiendo las escaleras...


40 AÑOS : EXAMEN GENERAL
mujer

Las pruebas realizadas a partir de 40 años son muy importantes ya que servirán de referencia posteriormente.

 Prueba biológica completa (colesterol, triglicéridos, glucemia, ferritina, marcadores inflamatorios, prueba de funcionamiento hepático y renal).
 En caso de tabaquismo, alcohol, hipertensión, diabetes, colesterol, estado sedentario, obesidad, estrés: prueba cardíaca de esfuerzo para descubrir un riesgo coronario, una ecografía (hígado, páncreas, riñones, próstata) y radiografia pulmonar. 
 Para las mujeres: mastografía cada 2 años, Papanicolau cada año según el caso. 
 Hidratar más la piel (se deseca con la edad), revitalizarla con un mésolift. 
 Consultar a un médico antiedad si usted desea atenuar las arrugas de la frente, de la pata de gallo y de la entreceja, rellenar las perdidas de volumen de la cara, atenuar las ojeras o hacer una exfoliación para mejorar la suavidad de la piel.


DESDE LOS 45 AÑOS
mujer

La caída de las secreciones hormonales se intensifica y las carencias micro nutricionales, si existen, se volverán más expresivas y en consecuencia una disminución de la vitalidad, disturbios metabólicos, flacidez cutánea

 Cuidar su índice de colesterol, triglicéridos y de azúcar. 
 Practicar una prueba nutricional, un estatuto en ácidos grasos y dosificar el estrés oxidante.
 investigar una predisposición a las enfermedades cardiovasculares. 
 Hacer una busqueda de sangre en las heces, que podría ser reveladora de un pólipo o de un tumor principiante. En caso de antecedentes familiares, una coloscopia es más recomendada. 
 Exámenes clínicos y biológicos en busca de una carencia hormonal (DHEA, Hormonas sexuales).
 Para las mujeres: mastografía cada 2 años, Papanicolau cada año. 
 Persistir en los cuidados con finalidad estética ya que el envejecimiento cutáneo se apresura en la périménopausa.

DESDE LOS 50 AÑOS
mujer

Se requieren varios exámenes para determinar su estado global de salud. De esta forma se tratarán precozmente los problemas de salud.

 Establecer una prueba hormonal (DHEA, hormonas tiroideas, testosterona, pregnenolona, hormonas sexuales). 
 Dosificación de los neurotransmisores (Serotonina, Dopamina, Noradrénalina) en caso de disturbios de sueño, del humor o de la memoria. 
 Pruebas biológicas completas (estatuto en ácidos grasos, estrés oxidativo, prueba inflamatoria, evaluación de la osteoporosis)
 De acuerdo a los factores de riesgo, identificar un aterosclerosis por eco dopler de las arterias carótidas. 
 Reforzar, si es necesario, el organismo en antioxidantes (vitamina C, vitamina E, vitamina del grupo B, curcumina, ácido alfa lipoïco, zinc, selenio) 
 Cuidar su alimentación para evitar el déficit en oligoelementos, reducir el estrés oxidante, aportar los ácidos grasos esenciales para mantener, entre otras cosas, las funciones cognitivas (memoria, vista, oído). 
 Para los hombres: examen de la próstata. 
 Para las mujeres: realizar regularmente el examen de las glandulas mamarias (mastografía cada 2 años), útero y ovarios, Papanicolaou. Hacer si necesario una densitometría ósea. 
 Para ambos sexos: descubrir precozmente un cáncer colorrectal (busqueda de sangre en heces cada 2 años) 
 Actividad deportiva recomendada para el mantenimiento de la masa muscular y la lucha contra la osteoporosis. 
 Cuidados con finalidad estética: eliminar manchas obscuras y cuperosis con el laser o la Lámpara Flash, reducir las arrugas con la técnica de relleno, aclarar la tez con exfoliaciones, revitalizar la piel con un mésolift, actuar sobre la flacidez cutánea con la radiofrecuencia.


DESPUES DE 60 AÑOS
mujer

 Estar más atento a las enfermedades del colon, la próstata, las mamas, ovarios, úteros, ojos. 
 Hacer una densitometría ósea para seguir la evolución de la osteoporosis e instaurar un tratamiento si es necesario. 
 Cuidar el corazón y disminuir los factores cardiovasculares de riesgo (colesterol, tensión arterial, aterosclerosis, obesidad, estado sedentario, alcohol y tabaco). 
 Hacer un fondo de ojo en busca de una Degeneración Macular Relacionada a la Edad, la primera causa de ceguera en el caso de las personas de más de 60 años. 
 Detectar los disturbios de la memoria. 
 Persistir en los cuidados de medicina estética (mésolift, relleno de arrugas, exfoliaciones, fotoréjuvénecimiento con lámpara flash).

La salud de su cuerpo preserva su juventud.

La Medicina antiedad, una medicina preventiva personalizada para cada edad de la vida.