Los cambios climaticos drasticos y las epidemias diversas ponen a prueba nuestrosistema inmunitario.

Nuestras células inmunitarias se encuentran en el bazo , ganglios linfáticos . Pero el 80 % de estas células se encuentran en nuestro intestino (las placas de Peyer).

Para funcionar correctamente, estas placas de Peyer deben tener un medio ambiente favorable, particularmente una flora intestinal sana y una suficiencia de bacterias probióticas.

Si esta flora intestinal es perturbada, nuestra inmunidad puede estar en un estado deficiente y vamos a defendernos menos frente a las infecciones.

 

vaccinación

En caso de desequilibrio, gracias a la aportación de la micronutrición y gracias a ciertas terapéuticas, vamos a poder mejorar nuestras capacidades de defensas. La fitoterapia y sobre todo algunos probióticos son de gran ayuda en este tipo de situación.

Esto permite enfermarse menos, recurrir menos a los antibióticos.