El sueño es capital para nuestra salud.

Es el momento cuando nuestro cuerpo, que no es solicitado por nuestras actividades diversas, va a poder regenerarse y prepararse para el día siguiente.

En caso de falta de sueño, el cansancio va a reflejarse rápidamente, como estrés o incluso depresiones.

sommeil

Hacen falta buenas condiciones para dormir bien:

■ Evitar consumir excitantes por la tarde (té y café), 
■ Evitar ver la tele antes de ir a dormir, 
■ Un cuarto con temperatura adecuada y recambio de aire, sin plantas verdes (que liberan gas carbónico por la noche), 
■ Une colchón comodo es indispensable.

Varias patologías pueden alterar el sueño. Las más frecuentes son las apneas del sueño y las depresiones . Estas patologías deberán evidentemente tratarse en caso de existir.

Si las reglas de hígiene y estilo de vida han sido adoptadas y qué los trastornos del sueño persisten, podemos proponer un balance biológico (dosificación de la homocistéina y vitamina B6, B9 y B12 ) para asegurarse que no exista un déficit de métilación en nuestras células. Si tal es el caso, no podemos producir melatonina en cantidad suficiente (que es la hormona que regula nuestro sueño).

Además, un exceso de homocistéina aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de depresión y de abortos espontanios.

Podemos, con la ayuda de complementos alimenticios, mejorar la función de la métilación y así la producción de melatonina.

La utilización de somníferos debe preferentemente ser evitada y de ninguna manera debe ser prolongada más de un mes.